Go to Top

G. Steiner (2020). Errata. Examen de una vida. Madrid: Siruela

G. Steiner, Errata. Examen de una vida

 

La autobiografía de George Steiner

 

Ficha técnica del libro

  • Traducido por: Catalina Martínez Muñoz
  • Sello: Siruela
  • Colección:El Ojo del Tiempo 118
  • ISBN: 978-84-17996-94-9
  • Edición: 1ª, 2020
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Páginas: 220
  • Dimensiones: 145 x 215 mm
  • Tema: Biografía, diario, correspondencia, Filosofía, psicología
  • Idioma de publicación:Español
  • Idioma de traducción: Inglés

Sobre el libro

Errata constituye un análisis iluminador y fascinante de su propia vida y de su amor por la literatura y la música. Siempre incisivos, y a menudo provocadores, los puntos de vista de George Steiner están intensamente marcados en este libro por sus propias experiencias: su formación trilingüe ;inglés, francés y alemán;, la educación recibida de su padre, su paso por la universidad de Chicago en los años cuarenta, su propio sentido del judaísmo, sus escritos y su actividad docente.

Steiner, un pensador que jamás ha eludido las «grandes cuestiones», analiza aquí el genio de Homero, Shakespeare o Racine, la traducción y el multilingüismo, la función de los maestros que han inspirado su vida profesional o la relación entre cultura y democracia, para acabar con un sorprendente análisis sobre el significado de la ciencia y la razón, del ateísmo y la religión.

A propósito de su muerte, el 3 de febrero de 2020, la editorial Siruela ha decidido realizar una nueva edición de la obra más personal de Steiner.

Sobre el autor

G. Steiner

G. Steiner [Infografía]

George Steiner nació en París, en 1929, y falleció en Cambridge, en febrero de 2020. Filósofo, crítico y teórico de la literatura y de la cultura franco-anglo-estadounidense, especialista en literatura comparada y teoría de la traducción. Ha sido profesor en las universidades de Stanford, Nueva York y Princeton, aunque  principalmente ejerció su docencia en Ginebra e Inglaterra. Fue uno de los más reconocidos estudiosos de la cultura europea. 

Unas palabras del primer capítulo

Siempre he desconfiado de la teoría a la hora de resolver mis asuntos emocionales, intelectuales y profesionales. En la medida de mis posibilidades, encuentro sentido al concepto de teoría en las ciencias exactas y, hasta cierto punto, en las ciencias aplicadas. Estas construcciones teóricas precisan, para su verificación o refutación, de experimentos cruciales. Si son refutadas, serán sustituidas por otras. Pueden formalizarse lógica o matemáticamente. La invocación de la teoría en el terreno de las humanidades, en la historia y en los estudios sociales, en la evaluación de la literatura y las artes, me parece mendaz. Las humanidades no son susceptibles ni de experimentos cruciales ni de verificación (salvo en un plano material, documental). Nuestras respuestas a ellas son pura intuición. En la dinámica de la semántica, en el flujo de lo significativo, en la libre interacción de interpretaciones, las únicas proposiciones son una opción personal, de gusto, de remota afinidad o de sordera. No cabe la refutación en sentido teórico. Coleridge no refuta a Samuel Johnson; Picasso no se acerca a Rafael. En las humanidades, la teoría no es más que intuición que se vuelve impaciente (pp. 17-18)

La opinión del autor sobre su libro

P: ¿Se reprocha algo en particular?

R: Claro. Más de una cosa. Escribí un pequeño libro, Errata, en el que hablo sobre los errores que he cometido. No he conseguido captar algunos fenómenos esenciales de la modernidad. Mi educación clásica, mi temperamento y mi carrera académica no me permitieron comprender completamente la importancia de ciertos grandes movimientos modernos. No entendía, por ejemplo, que el cine, como nueva forma de expresión, pudiera revelar talentos creativos y nuevas visiones mejor que otras formas más antiguas, como la literatura o el teatro. No he entendido el movimiento contra la razón, el gran irracionalismo de la deconstrucción y, en algunos aspectos, del posestructuralismo. Debería haberme dado cuenta de que el movimiento feminista, que apoyé en Cambridge con gran convicción al reconocer la importancia del papel de la mujer, asumiría después, en la lucha por ocupar un lugar dominante en nuestra cultura, una función política y humana extraordinaria. (De una entrevista póstuma de Nuccio Ordine)

A propósito del libro de Steiner

George Steiner es quizás el último humanista, pues su pensamiento, no exento de paradojas e indefiniciones, muestra una enorme ternura no ya hacia nuestra especie como conjunto, sino hacia la persona, hacia el milagro irrepetible de cada hombre (Rafael Narbona)

 

About the author

María Díaz del Rey es Licenciada en Filología Clásica (Univ. de Murcia)
y Licenciada y Doctora en Teología (Pont. Università della Santa Croce, Roma). Es profesora del Grado en Filosofía online de la UCV "San Vicente Mártir" y secretaria científico-técnica del Blog de la Red de Investigaciones Filosóficas SCIO.

, ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.