Go to Top

Domingo Moratalla, A. (2017). Condición humana y ecología integral. Madrid: PPC

Datos bibliográficos

  • Título: Condición humana y ecología integral. Horizontes educativos para una ciudadanía global.
  • Autor: Agustín Domingo Moratalla
  • Editorial: PPC
  • Edición: 2017
  • Ciudad: Madrid
  • Páginas: 174
  • ISBN: 978-84-288-3164-2

Comentario por Alfredo Esteve

«Es una tarea nuestra reconstruir una filosofía de la persona que tenga capacidad de fecundar comunitariamente una teoría de la democracia con los mimbres de la misericordia. Los imperativos de la misericordia y la reconstrucción del humanismo nos recuerdan que nada humano nos es ajeno».

No se puede resumir mejor el libro que con esta frase con la que el autor lo finaliza. Efectivamente, no es extraño en nuestros días que sectores amplios de nuestra sociedad se encuentren en esa situación denunciada por Francisco y conocida como globalización de la indiferencia, frente a la cual es preciso la construcción de una sensibilidad que nos permita ver en el otro a un prójimo con el que tenemos que contar, y sin el cual no podemos ni realizarnos como personas ni construir el mundo en el que hemos de vivir.

El autor argumenta esta opción de vida siguiendo un itinerario perfectamente definido en el que los distintos capítulos, a modo de piezas de un puzle, encajan perfectamente para elaborar su mensaje. Es un libro que ofrece consideraciones de profundo calado, las cuales son tratadas cuidadosa y rigurosamente. No se contenta el profesor Domingo con tópicos o enfoques ‘políticamente correctos’ sino que, apoyándose en el pensamiento de grandes filósofos, ofrece propuestas reflexionadas, novedosas e interesantes, producto de su extenso bagaje personal. No es un libro difícil de leer, a pesar de la densidad de los problemas que trata; no obstante, es recomendable ‘haber merendado’ antes de cogerlo entre las manos (como simpáticamente nos explicaba el autor mismo en la presentación a la que tuve la fortuna de poder asistir), pues una lectura rápida o ligera nos impediría enfrentarnos con la serenidad e ilusión debidas al diálogo propuesto para afrontar el reto denunciado por Francisco.

En su hilo argumentativo se pueden identificar los siguientes estadios. Comienza explicándonos la crítica que H.G. Gadamer realiza a la razón científica, destacando la necesidad de que dicha razón se transforme en una ‘razón abierta’ que dé cabida a un planteamiento gnoseológico más amplio (lo contrario sería una falta de responsabilidad) desde el cual dar debida respuesta a los problemas de nuestro mundo globalizado, especialmente a los nuevos retos a los que se enfrenta la filosofía moral y la aplicación de sus principios a causa de los cambios producidos por la sobre-tecnologización actual del mundo.

Con ello el profesor Domingo establece el marco categorial adecuado para comprender la encíclica Laudato si’, la cual le servirá de base para esbozar qué claves antropológicas son las que —a su juicio— debe seguir la humanidad para dar respuesta a la ya innegable necesidad de una ‘ecología integral’, como alternativa a ese ‘aburrimiento’ característico de la ‘era del vacío’. Se solicita no sólo responsabilidad, sino compromiso solidario, ante aquello que ya no podemos dudar en llamar nuestra ‘casa común’; un importante tránsito el cual, para ser efectivo, debe ir de la mano con otro paralelo: el que nos lleva de una consideración de las ciencias naturales y sociales desde una actitud humanista hasta una actitud ecológica (integral).

Lejos de quedarse en un marco meramente teórico, Agustín Domingo Moratalla desciende al nivel socio-político, demandando una lectura adecuada de una indignación tan presente hoy en día, para no caer en populismos de bajo calado, sino para propiciar un cambio serio tanto de las estructuras institucionales como de las cívicas, y que nos permita recuperar la confianza en una política venida a menos, para asumir así los retos de una sociedad cívica constructivamente comprometida. Un análisis al que el autor dedica no pocos esfuerzos.

El autor propone una herramienta adecuada (y concreta) para contribuir a este cambio: se trata de la metodología del aprendizaje-servicio gracias a la cual, desde las edades más tempranas, se procura a nuestras generaciones más jóvenes su aprendizaje desde un servicio y un compromiso con la sociedad, contribuyendo así al cultivo de esa dimensión integral que acoge en su seno la maduración de la persona y el desarrollo sostenible de su entorno, en todos sus aspectos. Desde aquí se puede ampliar el marco de aplicación hacia una educación en sentido amplio de marcado carácter ‘maternal’, que ensancha relevantemente el uso de la razón en diálogo con las directrices pedagógicas marcadas por la neurociencia, así como por la reflexión ética. Una razón maternal que da entrada a un modo caritativo y solidario de entender la democracia en orden a alcanzar una sociedad misericordiosa, más allá del equilibrio de fuerzas marcado por la justicia.

De este itinerario que aquí hemos esbozado someramente, el autor da rendida cuenta mediante un análisis profundo e interdisciplinar contextualizado en el mundo globalizado del siglo XXI, análisis que seguro que al lector inquieto le satisfará ampliamente, suscitándole nuevos enfoques y nuevas ideas, nuevas inquietudes y nuevas ilusiones, necesarias e indispensables para el desarrollo de una ecología integral.

ALFREDO ESTEVE ES PROFESOR EN EL GRADO DE FILOSOFÍA DE LA UCV SAN VICENTE MÁRTIR

Para ampliar información, pincha aquí

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.