Go to Top

Pascual, S. (Coord.) (2018). Per què Filosofía. Valencia: Neopàtria.

Un libro en defensa de la filosofía

por Javier Hernández Ruiz

1. Filosofía y bachillerato

Este libro fue presentado el pasado 19 de enero de 2018 como resultado de la acción de protesta de la Asamblea Valenciana de la Filosofía en su exigencia del blindaje de la asignatura, a nivel autonómico, para todas las modalidades del bachillerato. La obra recoge las diferentes publicaciones encaminadas a reivindicar el lugar que dicha asignatura debe ocupar en el plan de estudios. 

2. Ochenta respuestas

<img src="Sergi Pascual Tur.jpg" alt="Sergi Pascual, coordinador del libro Per què Filosofia?">

Sergi Pascual, coordinador del libro Per què Filosofia?

Sin duda el titulo no podía ser otro; como dijo Ana Tortajada (durante la presentación en la biblioteca San Miguel de los Reyes), todos los elementos que configuran esa pregunta tienen un origen común. Resulta fácil deducir que el contenido del libro es la respuesta; ochenta respuestas para ser más exactos. Sin embargo, quedarse en el aspecto justificativo y reivindicativo no sería suficiente para apreciar lo que realmente tenemos entre las manos, que no es otra cosa que ochenta invitaciones, ochenta boletos, para iniciar un viaje, como dice Andrés Moya (uno de los colaboradores), al desarrollo de un criterio propio que defina, nada más y nada menos, quiénes somos.

3. Filosofía y bachillerato

El libro distribuye los artículos en tres partes.

3.1. Las respuestas de los filósofos

En la primera, los escritos por especialistas en filosofía tanto a nivel de educación secundaria y bachillerato como universitario. Entre ellos, Manuel Bares Partal acierta a explicar el carácter de urgencia de esta reivindicación: la nueva metodología pedagógica “hace a los alumnos útiles, pero se corre el peligro de instrumentalizarlos. Enseñarlos a saber hacer sin comprender. A dejar las decisiones en manos de otros. (…) En resumen, se corre el peligro de concentrarse en lo que los alumnos pueden producir, dejando a un lado lo que puedan pensar y cómo puedan actuar.” Alumnos que se convertirán, tarde o temprano, en ciudadanos que han de ser capaces de colaborar para mejorar la sociedad de la que forman parte; o como sigue diciendo Bares Partal:

necesitamos ciudadanos responsables que escapen a peligrosas manipulaciones. Individuos que respondan de forma adecuada a las exigencias intelectuales, morales y vitales de su tiempo. Personas con un código deontológico responsable y racional no solo en su trabajo, sino en todas sus dimensiones. Personas completas, felices y responsables.

Todo ello se consigue, como señala otra colaboradora, Ana Victoria Canela Ballester, aprendiendo a leer mediante la filosofía:

leer es obtener de los textos el significado que guardan, desvelar lo que se agazapa detrás de las palabras. (…) Leer es ser capaz de criticar, es decir, de discernir, de considerar algo con el criterio de la razón. (…) Criticar, en sentido filosófico, significa revisar, sopesar y analizar tanto las afirmaciones como los hechos a los que nos enfrentamos. 

3.2. Las respuestas de otros profesionales

En la segunda parte se encuentran los artículos escritos por expertos en otros campos profesionales. Uno de ellos, Miguel Santolaya March, acierta a señalar precisamente lo que se oculta en el gesto de eliminación o reducción con el que la LOMCE quería privar a esos estudiantes de una sus principales vías de autorrealización. La decisión no partía de un ámbito o marco inocuo, sino que

a quien se enriquece a diario le interesa un mundo de súbditos, de máquinas que caminan al trabajo mirando el móvil, de seres sin rostro que se pasan el día insultándose por Twitter, de manadas de borregos dispuestos a creer cualquier noticia, por inverosímil que resulte. Los dueños del mundo, que lo tienen casi todo, quieren también robarnos el alma. Seguramente por eso se empeñan tanto en hacer desaparecer la filosofía, las humanidades. No se lo permitamos.  

3.3. Las respuestas de los alumnos

Y por último, sin duda la parte más emocionante: los escritos por alumnos tanto de ESO y bachillerato como universitarios; el futuro, fruto de tantos esfuerzos docentes anónimos, de tantas batallas que habitualmente pasan desapercibidas y que cristalizan en las vibrantes palabras de Álvaro Faet Peñuela: “No concibo que a personas que están a punto de cumplir la mayoría de edad, con todo lo que supone eso, no se les remuevan sus cimientos, y se les obligue a pensar por sí mismos, a crear y asegurar en unos fundamentos críticos y racionales los cimientos en los que descansará su vida adulta.” Así como también en las de Marisol Sales Giménez:

Estamos siendo anulados y mutilados de nuestra parte más humana con el único objetivo de no pensar y no reflexionar. Sin darnos cuenta estamos sufriendo un proceso de deshumanización a gran escala. Es muy sencillo: si la filosofía deja de ser obligada darán a entender que no es importante, que no tiene salida ni futuro, siendo la filosofía nada más y nada menos que el amor a la sabiduría. (…) La filosofía nos hace humanos, nos enriquece, nos hace ver la realidad del mundo donde vivimos y ser más conscientes de cómo nos dirigen y con qué fin. (…) Estamos viviendo la desertificación sociológica y humana, sin honestidad, sin razonamiento, sin juicio, sin comprensión y sin solidaridad. Sin las humanidades, sin la filosofía, no hay progreso.

4. Un clamor y rebeldía por amor al conocimiento

El libro es todo clamor y rebeldía por amor al conocimiento; una heroicidad, en cierta manera, cuya intención es que seamos menos protagonistas de una novela kafkiana y retomemos más el gusto del héroe homérico; de muchos héroes homéricos (siempre Grecia), que se enfrentaron a lo que las “divinas” esferas les tenían preparado. Parafraseando a Unamuno, bien se puede decir que todo ensayo de los que aquí se presentan puede ser leído como un poema épico.

Como aquellos novelistas que queriendo explicar cómo se hace una novela acaban por escribir una, del mismo modo, queriendo justificar el objeto, nace éste mismo (o como dice el prologuista Ángel Vallejo: “la filosofía se devora gustosamente a sí misma”),. Y eso no es un menoscabo sino todo lo contrario, ya que demuestra que tiene el valor de las cosas que, acaso obvias, se justifican rotundamente en sí mismas por ser indispensables, como la necesidad del aire, el agua o la de la luz del sol para la vida.

Pese a lo extenso de las citas, cada palabra no puede ser mejor dicha ni más motivadora para acercarnos a esta magnífica obra haciendo sobrante todo análisis o comentario. Un obra que rezuma valentía y profundidad en tiempos indecentes. Una mano tendida para de-volvernos a nosotros mismos y nuestra mirada sobre la sociedad que nos rodea. No se arrepentirán si acercan sus ojos a esas páginas.

 

Para otros artículos sobre este mismo tema (defensa de la filosofía, pincha aquí

SCIO-REVISTA DE FILOSOFÍA

About the author

José Sanmartín Esplugues
José Sanmartín Esplugues

Catedrático de Lógica y Filosofía de la Ciencia en la UCV "San Vicente Mártir".
Autor, entre otras obras, de "Los Nuevos Redentores" (Anthropos, 1987), "Tecnología y futuro humano" (Anthropos, 1990), "La violencia y sus claves" (Ariel Quintaesencia, 2013), Bancarrota moral (Sello, 2015) y "Técnica y Ser humano" (Centro Lombardo, México, 2017).

, , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.